Factores Críticos de Éxito de un Curso Virtual

3 minutos de lectura
FACTORES CRÍTICOS DE ÉXITO DE UN CURSO VIRTUAL
El mundo híbrido a domicilio llegó para quedarse y no volveremos a nuestras costumbres pasadas.
Mira el video

El mundo híbrido a domicilio llegó para quedarse y no volveremos a nuestras costumbres pasadas. Sin embargo, encontraremos en el mundo un nuevo equilibrio, entre lo digital y lo físico, maximizamos todo lo bueno de la virtualidad y minimizamos los problemas o inconvenientes al mezclarlo con el mundo físico.

Una de las áreas de mayor reto para este equilibrio será la capacitación. Experimentamos cómo si fue posible desarrollar capacitaciones en el mundo virtual de manera sincrónica y asincrónica. Sincrónica con herramientas en Zoom o Microsoft Teams y asincrónica usando las plataformas virtuales de e-learning y micro aprendizaje. Nos dimos cuenta de toda la fortuna que podemos ahorrar en traslados, hoteles, alimentación pero también descubrimos que la efectividad de algunos programas virtuales no se acerca a la de los presenciales.

video CONT2 V3_Moment
Frame 4

Pero ¿Qué les falta para lograr esa efectividad? En este artículo te mostraremos tres factores críticos de éxito para incrementar dramáticamente la efectividad de los entrenamientos virtuales sin tener la necesidad de regresar a la presencialidad y esto tiene que ver con la manera en que diseñamos, desplegamos y socializamos en los cursos.

El primer factor crítico de éxito tiene que ver con el diseño instruccional. Para el entrenamiento virtual aprendimos que debe ser en un formato de clase invertida. Por lo tanto, debemos tener facilitadores capaces de diseñar cursos para este tipo de entrenamiento pero,

¿qué es una clase invertida?

En una clase tradicional como ir al colegio o la universidad primero recibíamos del profesor el contenido o materia y luego ir a casa a hacer los ejercicios o deberes para anclar el aprendizaje y poder aplicar lo aprendido. En una capacitación presencial lo hacíamos en el mismo curso, veías al instructor dar entrenamiento, hacías los ejercicios de aplicación entre compañeros y así podías aplicar lo aprendido incluso mientras observabas y aprendías de cómo los demás lo estaban haciendo.

En un formato de clase invertida primero, en mi propio tiempo reviso el contenido teórico, estudio lo que voy aprender y esto lo hago de forma asincrónica digital, para luego ir a la clase virtual a hacer los deberes, prácticas y ejercicios. 

Entonces si tengo una sesión de aprendizaje individual asincrónica y luego una clase sincrónica el facilitador debe estar entrenado para practicar, practicar, practicar y desarrollar, esto significa que el participante estará disfrutando, aprendiendo y concentrado en el aprendizaje, más no en pedir las láminas, videos o escuchando una presentación.

pexels-kindel-media-7688164

Para que un facilitador tenga éxito en la clase invertida debe concentrar su tiempo al 100% en la práctica, la discusión y la aplicación y esto no sería posible si está concentrado en ver si todos están atendiendo o no, o enfocado en vencer todos los distractores que tiene un participante, la fallida conexión de internet, las redes sociales, los mails, los hijos, los perros, el ruido, etc. La clase invertida debe garantizar que todos los participantes estén enganchados y presentes.

El segundo factor crítico de éxito del entrenamiento virtual tiene que ver con el despliegue y con la habilidad del facilitador para gamificar el aprendizaje. La gamificación virtual se da cuando un participante entra a una “clase virtual” pero en realidad entra a un juego, un concurso que lo engancha de principio a fin y se esfuerza por ser parte del equipo y ganarle al contrincante.

La gamificación virtual es una excelente manera para competirle a todos los distractores y si el curso está bien gamificado, no hay la excusa para que la clase virtual sea solo de una o dos horas porque los participantes se “cansan”, se puede tener ocho horas de entrenamiento y lo hemos demostrado exitosamente y con auditorios absolutamente enganchados.

Entonces, siempre y cuando el diseño sea de clase invertida y el despliegue sea con ejercicios gamificados estoy concursando sincrónicamente y compitiendo con mi equipo contra otros equipos para aplicar lo que aprendí de manera asincrónica.

Finalmente el tercer factor crítico de éxito del entrenamiento virtual es la socialización del aprendizaje. Como somos seres sociales nos gusta aprender discutiendo, observando a otros y confrontando nuestras ideas con otras. Uno de los fracasos del entrenamiento virtual es que la hemos convertido en una experiencia individual, es decir, el participante ve el e-learning luego asiste a un webinar y listo creemos que ya aprendió. Esto jamás se nos hubiera ocurrido en la presencialidad porque aprendemos, discutiendo y practicando, por eso el componente social debe estar en el diseño del entrenamiento, debo tener espacios de discusión con el grupo.

Entonces los tres factores críticos de éxito son, diseño de clase invertida, despliegue gamificado y espacios de discusión y socialización para el aprendizaje grupal.

pexels-yan-krukov-4458423

GRUPO MACRO

gmacro@gmacro.com

PERÚ

Calle Germán Schreiber N° 210 Of. 902, San Isidro, Lima
(+51) 985 478 443
(+51) 956 385 527

ECUADOR

El Día N37-111 y el Mercurio, Quito
(+593) 99 400 0015
(+593) 99 979 3141

COLOMBIA

Calle 98 No. 8-28 Ofc. 503
(+57) 1 7563303
(+57) 1 7435467

CHILE

Amapolas 1290 Oficina 706 Providencia, Santiago 
(+56)  9 6289 5210
(+56) 9 8479 6321

BOLIVIA

Santa Cruz de la Sierra – Bolivia
AV. Marcelo Terceros Banzer y San Martín
(+591) 69999809